BAJO ÉSTE SIGNO, VENCERÁS

BAJO ÉSTE SIGNO, VENCERÁS

miércoles, 8 de junio de 2016

Un delfín muerto

UNA CABRA MATADA

... ¡qué poca vergüenza!, ni dignidad, ni decoro, sino simplonería ridícula. Un delfín, no se puede morir, terminado su ciclo, o muerto por lo que sea, que te lo sacan de la mar en brazos cual recién nacido; y una cabra, que da más leche que una delfina, ni te la sacan muerta, si no es por fotos entregadas a los medios por un servidor. 

Lamentan la muerte de un delfinito, y se alegran de la matanza de las cabras. Hay que ser idiotas, y en ello, socorristas a un delfín muerto, pero si se trata de las cabras, las putas cabras, ¡que las parta un rayo! ¡Y viva la Pepa!  

Los de Pro-activa recuperan un cetáceo, ¿quién recupera las cabras, cabildo que las matas? El difunto y finado delfín tenía un metro de largo, más o menos lo que una cabra, y sin embargo, socorristas para el primero y matadores andaluces para las nuestras o segundas. 

El delfinito medía un metro de longitud, ¡importantísimo dato informativo, de primera magnitud e interés!, ¡un metro de delfín muerto! Se lo encontraron -¡pobrecito mío!- flotando sin vida sobre las aguas de Tufia, cerca de unas rocas. ¡Eso sí que es precisión y dato de tamaño interés científico! 

Cabras mueras, matadas por los riscos de mar adentro, ¡eso no interesa! Para el delfín a fin, fallecido, una moto de agua, para sacar los restos del finado, difunto o fallecido delfinito de los mares atlánticos, criaturita de Dios (con perdón a los ateos, por la cita inoportuna y que no es provocativa, pues cada uno venda su alma a Dios o al diablo, con todos mis respetos y a quejarse al infierno en el que no creen, pero cuando lo vean y sientan, vivan y recoman, ya no tendrán remedio ni ocasión salir del mismo), digo, que a las cabras, ni motos, ni coches, ni furgones, ni camiones, ni avionetas, ni helicópteros, ¡ni nada, que las parta un mal rayo, o se las coman los cuervos que no existen! 

Y una vez el cetáceo -dícese así del delfinito-, lo sacaron -el cuerpo sin vida del delfinito- hasta los bañistas para que hicieran duelo, lo lloraran, y... a las cabras, pobrecitas mías, nada de nada. ¿No hay comparaciones odiosas?

El Padre Báez, hundido y destrozado, llorando lágrimas de cocodrilo por tan sensible pérdida de los mares, a la par que por las cabras, matadas por riscos y laderas, por peñascos y praderas, ¡que se jodan, que les den tiros de gracia, que vengan andaluces y nos las maten, que paga el cabildo, que defiende perros y perrallas, pero no a las cabras!

“... prefieren el mal al bien, la mentira a la honradez... embusteros” (salmo 51). / “... se me retuercen por dentro las entrañas... emigraría lejos, al desierto...” (salmo 54). /“... no os dejéis intimidar por nadie...” (Dt. 1, 16-17a).

sábado, 9 de abril de 2016

Esto, nos informa:

Hola Padre Báez,

Enhorabuena por su programa, nunca me lo pierdo porque sólo dice verdades. Gracias por el autógrafo que me dedicó cuando estuvo con mi primo Abel, de Fontanales, en la Universidad.

Esta tarde he visto en el Facebook unas fotos que ha puesto José Antonio Peña de las cabras asesinadas por el Cabildo, que pena, es algo horrible, me he entristecido bastante... Me he criado cuidando cabras, y me duele mucho ver esas imágenes, es increíble que se permita algo así hoy en día.... así le pagamos los canarios a los animales que alimentaban a nuestros antepasados. También he visto un vídeo en el que nos enseña una cabra mal herida, que poca vergüenza, no tienen ni puntería esos tiradores pagados por el Cabildo...

En este correo quería contarle que no sólo el Cabildo es el que tiene la Agricultura y Ganadería en un estado deplorable, en la quiebra y con un autoabastecimiento que no llega ni al 1% (el 99% restante viene de fuera, ¿Y si algún día no viniese de fuera? el 99% restante nos abastecerán de pinocha y leche tabaiba)... sino que el Gobierno de Canarias se encarga de repartir las ayudas europeas de manera desigual favoreciendo únicamente a los grandes productores de plátano (a los pequeños también los hunden y avasallan) en detrimento del resto de productos agrícolas y ganaderos. ¿Cómo se puede competir en el mercado con esta desigualdad? ¿Por qué no ayudan los productos en proporción con su producción? Lea por favor el siguiente artículo de El Mundo y encontrará respuestas a mis preguntas:

http://www.elmundo.es/grafico/economia/2015/12/19/566e81ac46163ff02a8b462e.html

"Gracias a una ficha financiera de 141 millones de euros anuales que recibe el sector platanero desde 2007, las subvenciones europeas suponen casi la mitad (46%) del total de los ingresos que obtienen los agricultores plataneros. Una situación que contrasta con la proporción de ayudas frente a ingresos de mercado de otros cultivos relevantes en las Islas, como son: el tomate de exportación (21%), la papa (16%), el viñedo (20%) o sectores agrarios como la ganadería (20%)"

Tiran plátanos (subvencionados, Europa les paga la retirada de los productos) con la de gente que hay pasando hambre:
http://web.eldia.es/canarias/2015-11-27/11-Once-millones-kilos-platanos-desechados-exceso-produccion.htm
Eligen a conciencia los cargos en la Consejería de Agricultura del Gobierno de Canarias:
"Guerra y Nuez Yánez, coinciden en que no es una "casualidad" que Alonso Arroyo, descendiente de productores plataneros del norte de Tenerife, prácticamente haya monopolizado el cargo de viceconsejero de Agricultura desde 1991."
Un reparto Desigual:
Qué gran artículo, me ha dejado impresionado todas las injusticias y desastres que ha destapado, y quería compartirlo con usted. Le animo a que siga defendiendo lo nuestro, gracias de corazón.

Saludos,

Orange García Quintana.

-----------------------------------------------
“... se quejaron... no nos parece bien...” (Hch. 6, 1-7). / “... sopla un viento fuerte... no teman...” (Jn. 6, 16-21). / “... nadie vive para sí...” (Rm. 14, 7-9). / “... nos apremia...” (2Cor 5, 14b-15). / “... yacen en oscuridad y tinieblas... están enfermos por sus maldades... escatima el ganado...” (salmo 106). / “... insolentes, nos oprimen...” (salmo 118). / “... no nos escuchan... no escuchan nuestros gritos...” (salmo 33).
----------------------------------------------


El Padre Báez, sin más (triste, desanimado, decepcionado, apesadumbrado, herido, ultrajado, burlado...). ¡Qué vamos hacer! ¡Es lo que hay! ¡Seguiremos en la lucha!

viernes, 8 de enero de 2016

Aquellas cabras de Tifaracás...


... fue, en una de las varias visitas que hice a Susito Falcón, que sucedió lo siguiente: dueño de un gran rebaño de cabras, pude observar, cómo tenía dos grupos de cabras, unas más cerca de su casa en dicho lugar y otro grupo separado, un tanto retiradas del primer grupo, en andenes y corrales distintos, y esta fue la explicación que se me dio: aquellas cabras, son las de un segundo rebaño, pues el pastor de las mismas, por ancianidad vendió todas sus cabras, las mismas que fueron compradas por el ya citado Susito, el dueño que era de la finca enorme entre Artenara y La Aldea, con carretera propia, con su taller de hacer cencerras, etc., y he ahí, cómo a pesar de haber comprado este segundo rebaño, hacía dos años, las cabras primeras y estas segundas incorporadas, jamás se cruzaban ni se acercaban unas a las otras, permaneciendo en el mismo sitio en dos zonas perfectamente bien demarcadas o separadas, y ni siquiera en la hora de ser ordeñadas, se mezclaban salvo que se toparan e hicieran daño, pues nunca una cabra acepta a otra si viene de otro lugar o procedencia. Es este, un dato, que no todos saben, y es importantísimo, para entender lo que está pasando con la matanza de las cabras guaniles, que andan por los riscos, y son un tanto separatistas o independientes, andando las propias con las suyas, y andan dispersas, sin cruzarse, sin mezclarse, y he ahí el éxito del cabildo que acaba con ellas siguiéndolas por donde andan, nunca en rebaños, sino cada cabra, macho (cabrón) y bayfos (no cabritos), de por libres en sus grupos cerrados a los que al matar a una de ellas, a su macho o crías, quedan sin quién las guíe (el macho, que va siempre en cabeza marcando la ruta), o a las crías que sin leche materna y dependiendo de los días nacidos, van a morir irremediablemente, con lo que el daño y sufrimiento en el mal trato es más que evidente, pues si no dan con el tiro en partes vitales y ello desde muy lejos, el animal queda herido, y con infección y sangrando, muere o queda con deficiencia física como arrastrarse o quedar cojas, o dañadas en cualquier otra parte de sus cuerpos.

El Padre Báez, que recuerda cómo en el Maipéz de La Lechuza, en paseo dominical de la familia, nos cruzamos con un rebaño de cabras, guiadas por un cabrón o macho, que nos miró a todos, que nos paramos para ver pasar el rebaño, y subido a una piedra, el macho nos miraba y miraba a las cabras que quedaban atrás, y cuando pasó la última (el peligro, que suponíamos para las cabras), el macho se volvió a poner en cabeza y siguió al frente del rebaño, sin pastor, y sin perro (así vea los ojos de Dios).


Aquí te envío dos archivos de la entrevista.

1 La entrevista completa. Con varios temas.

2 El corte en lo referente a asunto de la matanza de cabras. Este mamandurrio profesional,en vez de justificar esta salvajada, pretende descalificar a quien lo ha denunciado además de menospreciar a ese Comité de Comunidad Europa.



Nota: Según propias palabras del nefasto Morales, para dirigirnos a cualquier organismo tendremos que hacerlo de forma cual erudito escribano o contratar un asesor que nos haga ese trabajo. El tiene sus escribanos que le pagamos los contribuyente.
----------------------

Comentarios hecho por el Sr. Presidente del Cabildo sobre la carta que recibí de Europa sobre la matanza de las cabras, en el Programa “Espejo canario” de Radio Faycán, el día 7 de Enero del 2016, donde descalifica e insulta a mi persona, saltándose el respeto a mi dignidad diciendo:

“... este señor... está como una cabra... este señor... ¡por Dios!... ¡cómo le responden a personaje de esta característica estrambótica!... ¡excentricidades de este personaje!...”, etc., en lugar de tomar nota o de contestar sobre si a pesar de la amonestación europea, va a seguir con la matanza de las cabras, se dedica a atacarme, sin que por mi boca haya salido la menor descalificación a la terrorística actuación de maltrato animal a las cabras, hasta llegar a matarlas por parte del Cabildo. Consciente de, que si descalifico, me descalifico, nada digo al que me ha descalificado, ofendiéndome gravemente.

--------------------

“... los campos no dan cosechas, y acaban con las cabras...” (Ha 3, 2-4. 13ª. 15-19).